10 FORMAS MÁS FÁCILES DE MOTIVAR EQUIPOS

Más allá de la recompensa económica, existen múltiples formas de motivar equipos de trabajo. La satisfacción y el entusiasmo con el que los empleados realizan sus tareas son factores decisivos en los resultados de las empresas, e influyen de forma directa en la calidad del servicio que reciben los clientes. Estos motivos resaltan la importancia de integrar en los equipos de trabajo técnicas que fomenten su motivación e implicación. 

En Salesland creemos que la motivación es la base de la productividad y una vía directa para obtener los mejores resultados. De modo que si estás al mando de un equipo de personas, te recomendamos que sigas estas técnicas para motivarlos y lograr que den lo mejor de sí:

1-Motiva desde dentro. El camino para tener un equipo motivado empieza en ti. Los trabajadores tienden a imitar la figura del líder, razón de peso para que tu motivación sea visible dentro del grupo y se transmita a todos. Un buen líder debe creer en lo que hace y tener la seguridad de que eso es lo mejor para orientar y motivar a su equipo.

2-Cada uno en su lugar. Analiza el perfil de cada uno de los miembros de tu equipo para así poder asignarles el puesto y las funciones adecuadas. Con esto evitarás su frustración y apatía provocado por la falta de adaptación al puesto de trabajo. Ten en cuenta que el período de adaptación puede variar en función de la persona, su experiencia y sus capacidades. En ese caso, el trabajador podría necesitar más tiempo y una mayor motivación.

3-Valora su opinión. La comunicación es vital para que un equipo funcione, haz que ésta sea multidireccional y anima a tus trabajadores a participar en la toma de decisiones. Son ellos los que día a día se enfrentan con situaciones reales y están en contacto directo con los clientes. Escucha sus propuestas y siempre que sea posible, procura aplicarlas. Si haces que ellos también tomen decisiones lograrás una mayor implicación, lo que derivará en mejores resultados. Concreta un día para poner en común ideas, quejas, etc.

4-Ofrece un feedback positivo. Anima y reta a tus empleados para que se superen cada día. Si les das feedback positivo harás que se sientan reforzados y ganarán la confianza que necesitan para hacerlo. Delegar de forma adecuada es otra forma de generar confianza en los trabajadores. Dales un margen de libertad para que ellos mismos decidan e innoven en la forma de realizar sus tareas.

5-Trata de cerca a tus empleados. Lo que motiva a algunos puede ser poco alentador para otros. Para evitar esos desequilibrios, relaciónate con ellos para identificar cuales son sus motivaciones (tener más tiempo libre, oportunidades de aprendizaje, mejora profesional…). Una vez las conozcas, actúa en consecuencia y dentro de tus posibilidades. Tus empleados se sentirán satisfechos y reconocidos, lo que hará que aumenten su productividad.

6-Usa la creatividad. Como líder, usa tu capacidad creativa para motivar a tus empleados. Haz que roten por todos los puestos de trabajo posibles para favorecer su aprendizaje, que aporten nuevas ideas y conozcan las actividades que realizan el resto de  sus compañeros. Trata de abrir su mente, organiza actividades colectivas, salidas culturales o deportivas que fomenten su integración.

7-Crea un buen ambiente de trabajo. Un ambiente de trabajo positivo favorece la motivación entre tus empleados, su seguridad y confianza. Si se produce un conflicto, primero escucha a todo el equipo y luego intervén para solucionarlo. Actúa de forma imparcial y deja claro que tu solución es por el bien común de todos.

8-Define sus objetivos. Cada uno de los miembros de tu equipo ha de conocer cuales son sus funciones y saber qué se espera de cada uno de ellos. Define las metas y los objetivos en conjunto para que se sientan más comprometidos y se centren en lo que verdaderamente importa. De otro modo, evitarás que tus trabajadores se sientan perdidos o poco valorados.

9-Reconoce su esfuerzo. De vez en cuando todos agradecemos una palmada en la espada. Premia a tu equipo y reconoce el trabajo bien hecho. De igual modo, cuando no se alcancen los objetivos marcados, mantén una actitud positiva y céntrate en lo que puede hacer en un futuro a corto plazo para conseguirlos. Mantener un estado de ánimo positivo les hará estar más motivados para seguir adelante.

10-Cuida su espacio. Preocúpate de que dispongan de un espacio de trabajo adecuado. Ya sea una oficina o un comercio, tu equipo tendrá mayor implicación si te preocupas por su bienestar en el lugar de trabajo. Asegúrate de que disponen de los medios suficientes para realizar sus tareas.

Con tu actitud y estas 10 técnicas ya tienes todo lo necesario para conseguir tener un equipo de trabajo altamente motivado, porque no hay mayor satisfacción que ayudar a que los demás crezcan, ¿verdad?

¡Reúne a tu equipo y empieza hoy mismo!

Si te ha gustado este post, compártelo:

Dejar un Comentario

Utiliza las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

© Blog SALESLAND. Copyright Salesland®. All rights reserved.