Mejorar la experiencia de cliente con atención de calidad

La atención al cliente de calidad nunca debe ser una opción, ya que es la verdadera clave del éxito para mejorar la experiencia de nuestros clientes y su percepción de la marca. Para la buena marcha de una compañía es muy importante esta excelencia en la atención porque permite retener y fidelizar a un alto porcentaje de usuarios que ha sufrido algún contratiempo.

Cuando el cliente acude a nosotros con un problema, si no somos capaces de ayudarle, existen muchas posibilidades de que acabe buscando los productos o servicios de la competencia. ¿Cómo podemos evitarlo? La mejor idea es mejorar su experiencia, aprovechar este contacto para aportarle una solución a la vez que le retenemos y fidelizamos.

Este es un decálogo de ciertos aspectos que, como empresa, no hay que perder de vista si queremos ofrecer la mejor atención posible:

Seleccionar los canales: en la actualidad, el auge de las redes sociales impulsa a muchos usuarios a elegir esta vía para comunicarse con las empresas. Por eso, en primer lugar, debemos seleccionar de forma adecuada aquellos canales de comunicación que faciliten al cliente el acceso a la compañía y a su información.

Emplear herramientas de análisis: ciertos dispositivos de control y monitoreo pueden ayudar a saber cómo se hacen las cosas y cuáles son los puntos fuertes y aquellos en los que debemos mejorar.

Personal formado y motivado: el trato con el público es una función que siempre hay que dejar en manos de profesionales. Para una empresa, lo principal son los clientes, a quienes hay que cuidar siempre. Para ello, nadie mejor que una plantilla compuesta de personas con la formación y motivación necesaria.

Distribuir las funciones: cada contacto es único, y su motivo y su respuesta también lo son. Por eso debemos dividir los más frecuentes y establecer unidades que se responsabilicen de ellos, de tal modo que se llegue al interlocutor válido en la primera llamada.

Distinguir entre lo urgente y lo importante: hay que diferenciar entre peticiones y menciones, puesto que muchos contactos, sobre todo a través de redes sociales, no esperan una verdadera respuesta. Y entre las primeras, hay que distinguir entre lo urgente y lo importante. La solución será más sencilla y el trato al cliente mejorará.

Establecer prioridades: tras el punto anterior, este es el siguiente paso natural, saber qué hay que hacer primero y cuál debe ser el orden en las tareas que tiene que llevar a cabo el profesional, de tal manera que se resuelvan primero las más urgentes.

Dar al cliente lo que pide: hay que intentar complacerle en la medida de lo posible, encontrar las soluciones a sus problemas o el producto más adecuado a sus necesidades. Su satisfacción es lo más importante en la atención al cliente.

Mantener siempre la compostura: en ocasiones nuestro interlocutor puede perder los nervios o ser maleducado. Pero un profesional no puede permitirse ponerse a este nivel. Tendrá que ser siempre educado y correcto.

Mostrar interés: el cliente necesita ser escuchado y comprendido para percibir una atención de calidad. Si mostramos interés por aquello que nos transmite, será más sencillo que se sienta cómodo con nosotros y con la empresa.

Aprovechar los contactos: la interlocución con nuestro cliente nos proporciona una información muy valiosa que podemos aprovechar para obtener un beneficio, como fidelización o venta cruzada, entre otros.

Aunque no forme parte del decálogo, hay algo que no debemos olvidar jamás: ¿qué busca el cliente en sus comunicaciones con una compañía? Resumiendo mucho, podemos decir que sobre todo interés, ser escuchado, obtener respuestas sinceras, conseguir un buen servicio, ser atendido por personal agradable y competente y, por supuesto, el asesoramiento o resolución de aquello por lo que nos ha contactado.

Si conseguimos seguir a la perfección estas premisas, sin duda estaremos mejorando la experiencia de cliente a través de una atención de calidad.

Si te ha gustado este post, compártelo:

2 Comments

  1. Creo que ofrecer a los clientes una atención de calidad es una de las bases de cualquier empresa, ya que elcliente ha de sentirse amparado por nosotros

  2. Sin duda hay que saber aprovechar los contactos, porque esto puede abrir nuevas puertas

Comments are now closed for this article.

© Blog SALESLAND. Copyright Salesland®. All rights reserved.