Reto empezar de cero

EL RETO DE EMPEZAR DE CERO: LA OPORTUNIDAD QUE ME DIO SALESLAND PARA DESARROLLAR MI CARRERA EN LATINOAMÉRICA

Por Alberto Soto, Gerente de Retail en Salesland Chile

Antes de nada, me presento, soy Alberto Soto, extremeño de nacimiento y actualmente residente en Chile.

En la vida, siempre se tienen experiencias que dejan huella. A continuación os voy a contar la mía ante el reto de trabajar fuera de tu propio país en la implementación, desde cero, en nuevos negocios.

Para poner todo en contexto, comencé a trabajar en Salesland hace 8 años en la cuenta de venta asistida de Movistar, y en aquella época vivía en Alicante. En 2012, recibí una llamada de Juanjo Manzano, Director de Venta Presencial del grupo, proponiéndome ir dos meses a Colombia para ayudar en la implementación de una cuenta nueva de venta de productos de Movistar fijo en islas de Centros Comerciales. Esos dos meses iniciales se han convertido, hasta la fecha, en 5 años, en los cuales he tenido la suerte de vivir en Colombia y Chile, así como trabajar puntualmente en México y Perú, y desarrollar proyectos, alguno de los cuales, son los ejes en cada uno de los países (como es el caso de Retail en Colombia, Chile, México y Perú).

El resumen general de toda mi experiencia profesional en estos países se ha basado en el aprendizaje y la adaptación, en darte cuenta que, aunque cada país es diferente y que las realidades que te encuentras en cada uno no tienen nada que ver, en todos los casos, para nuestro negocio, la base es el recurso humano (ya que hay que saber cómo tratarlo y cuidarlo), la comunicación, y la estrategia y análisis del propio negocio, basada en el conocimiento de los modelos y la relación con el cliente. Creo que algo que se ha hecho muy bien es que, en todos los países, nuestros equipos se sienten muy comprometidos con Salesland. Independientemente de la cuenta o cliente con el que trabajen, todos sienten que pertenecen a una misma familia.

Llegará el día en que me vuelva…

… y sé que cuando ese día llegue, echaré de menos muchas de las cosas que he vivido y vivo al otro lado del charco. Admito que estar lejos de la familia y amigos no es fácil, pero también es cierto que se compensa con conocer a gente nueva y visitar lugares que en España no podrías, por distancia o estacionalidad. A veces es raro ver el Facebook, y en agosto, mientras no paras de ver fotos de todos tus contactos en la playa, tú estás rodeado de nieve; o viceversa, pues en diciembre todos tus amigos van vestidos con bufanda hasta las cejas mientras tú estás con bañador en la playa o viendo las calles llenas de decoración navideña en manga corta.

Llegar a un lugar nuevo, sólo con una maleta donde está toda tu vida, no es fácil. Pero la motivación y adrenalina que genera el vivir y conocer cosas y gente nueva todo el tiempo, hace que esa maleta se llene cada vez más de vivencias que te llevarás para toda la vida.

Me siento muy orgulloso de ver cómo, en este período, las propuestas se convertían en retos, éstos se convertían en experiencias, y finalmente éstas en desarrollo y éxito. Como éxito no me refiero sólo al de conseguir que un proyecto funcione, si no a lograr que todos los que forman parte de las cuentas en las que he participado, hayan creído en mí, hayan creído en los valores que Salesland tiene, y ahora son los mejores embajadores de un gran trabajo en equipo. En definitiva, el éxito de todo este tiempo, es el equipo construido. Ejemplos de este orgullo son Humberto Afanador (Colombia), Diana Villamizar (Guatemala), Guillermo Riveros, Paola Muñoz y Román Chamorro (Chile).

Trabajar en Salesland es estar en casa

Agradezco trabajar en un lugar en el que se puedan tener estas oportunidades, las cuales te ayudan a ver todo con una perspectiva más amplia, más ligada al mundo plural y global en el que vivimos. Trabajar en Salesland es estar en casa, es trabajar en familia y con valores de equipo. Agradezco la confianza depositada en mí, el consejo, la enseñanza y el desarrollo permanente. El resultado de todo esto, en estos 8 años, ha sido, profesionalmente, un exponencial crecimiento de vendedor a Gerente de Proyectos.

El mío es sólo un ejemplo de todos los que en Salesland han podido vivir esta gran experiencia. He tenido la suerte de cruzarme, en todos estos años, con más “Salesland viajeros”, como Javier Artero y Arellano, Ramón Bravo, David Pérez o Ismael Sánchez.

 

Si te ha gustado este post, compártelo:

No se permiten comentarios.

© Blog SALESLAND. Copyright Salesland®. All rights reserved.